http://mujer.hispavista.com/rss Mujer.hispavista.com - Noticias de Viajes http://mujer.hispavista.com/viajes Noticias de Viajes del 16 de Julio de 2018 es-es hispavista.com hispavista.com<![CDATA[Los pueblos blancos de la Sierra de Grazalema]]>http://mujer.hispavista.com/viajes/23111/los-pueblos-blancos-de-la-sierra-de-grazalema/

Situado en la provincia de Cádiz, Grazalema está en uno de los enclaves más bonitos de Andalucía. Ubicado dentro del propio Parque Natural que lleva su nombre, es uno de los pueblos más llamativos de la Ruta de los Pueblos Blancos andaluces. De hecho, obtuvo el Premio Nacional de Embellecimiento y Mejora.

Este pueblo, denominado antiguamente Gran Zulema ha evolucionado su nombre hasta nuestros días. Tiene un clima atípico gaditano, siendo la zona donde más llueve de toda España con inviernos fríos que llega la nieve a sus 812 metros. Es destacable su casco antiguo así como el Ayuntamiento y la Ermita del Santo.

Este emblemático pueblo blanco, está rodeado por las Sierras del Pinar y el Endrinal. Por toda la zona de Grazalema se han encontrado restos arqueológicos de la actividad de los hombres durante la prehistoria.

La Sierra de Grazalema compuesta en su mayoría por rocas calizas, cuenta con numerosas cuevas, desfiladeros, dolinas… La Garganta Verde se caracteriza por la belleza de sus vistas de su profundo desfiladero que nutre de agua a toda la Sierra del Pinar. De hecho, esta sierra su mayor altura está en el pico del Pinar (o Torreón) con 1.654 metros.

Son muchas las gargantas y cañones que se pueden disfrutar a lo largo de este Parque Natural. La singularidad destaca con la Garganta de Bocaleones con 400 metros de desnivel. En ésta se encuentra la Cueva de la Ermita con gran belleza por su tamaño, sus formaciones y su exuberante vegetación en la misma.

Por toda esta zona, nos encontramos el legado de los romanos con la Calzada romana de Benaocaz a Ubrique. Dos pueblos blancos al norte de la Sierra de Cádiz. Ubrique, partido en dos por el río con su mismo nombre, cuenta, entre otros monumentos de gran valor, con el Castillo de Fátima y cuenta con la ciudad romana de Ocurris. Sus calles estrechas y empinadas dan mayor encanto a este pueblo blanco.

Los ríos subterráneos pasan por la Cueva del Gato que lleva hasta la Sima del Hundidero. Ésta, situada en Benaocaz también cuenta con la Cueva de la Pileta que tiene pinturas rupestres y es visitable con sus restricciones correspondientes. De Benaocaz, también hay que señalar su muralla y su castillo árabe dignos de ver.

Zahara de la Sierra, situado dentro del Parque Natural cuenta con los restos de un castillo nazarita del s.XIII. También destacan en su núcleo el poblado nazarí, el Castillo y Torre del Homenaje declarados como Monumento Histórico Artístico.

Y es que esta zona tiene grandes zonas arqueológicas como Cabezxo de Hortales y la Necrópolis de los Gigantes en Ronda.

Son emblemáticos pueblos blancos por los que parece que no pasa el tiempo donde la naturaleza se rinde todo un homenaje mostrando sus sorprendentes formaciones.

]]>
Thu, 31 Dec 2009 09:13:00 +0100
<![CDATA[Úbeda y Baeza: valor histórico y artístico]]>http://mujer.hispavista.com/viajes/23104/ubeda-y-baeza-valor-historico-y-artistico/

Úbeda y Baeza son dos ciudades hermanas en la provincia de Jaén que han sido declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. Esto se debe a su gran valor histórico y artístico gracias a la buena conservación de sus numerosas edificaciones renacentistas en un singular entorno urbano.

A tan sólo 8 km de distancia entre ellas se aprecia en sus núcleos la época medieval donde destacan los monumentos y edificios que se conservan. Su emplazamiento estratégico entre Castilla y Andalucía fue crucial para sus fundadores romanos y, posteriormente, para los árabes.

Úbeda, situada en el valle del Guadalquivir, cuenta con 48 distinguidos monumentos. Su mayoría están bien conservados destacando la Sacra Capilla del Salvador. Desde esta capilla se puede acceder al mirador que muestra las Sierras de Cazorla, Mágina e incluso, en los días claros Sierra Nevada. Junto a ésta, se encuentra la lonja, todo un símbolo de ciudad. La Real Colegiata de Santa María de los Reales alcázares, el Palacio Vázquez de Molina, conocido como Palacio de las Cadenas, y en la actualidad el Ayuntamiento, y el Palacio del marqués de mancera está considerados Bienes de Interés Cultural.

En esta ciudad se respira gran encanto y belleza que no deja de sorprender. Así, frente al Parador se han encontrado las ruinas del antiguo Palacio medieval de Orozco, aún pendiente de excavación y su restauración.

Es característico su paseo del Mercado, el cual llega hasta la Plaza del Mercado, donde antiguamente, como su nombre indica, estaba el Mercado Medieval.

Baeza, se encuentra a tan sólo 8km. de Úbeda. El Ayuntamiento de esta ciudad, situado frente a la casa en que vivió Antonio Machado, es un edificio que albergaba antiguamente la Cárcel y la Casa de la Justicia. De gran belleza es la Plaza de los Leones o Plaza del Pópulo donde está la antigua Carnicería, del s.XVI, destacada porque se trasladó piedra por piedra hasta su ubicación actual.

De Baeza, también se destaca el atractivo del Palacio de Jabalquinto y la Iglesia de Santa Cruz, que fue de la Orden Templaria. También se encuentran edificios que han ido creciendo en función de su culto como la Catedral de la Natividad de Nuestra Señora, edificada sobre la antigua mezquita construida ésta sobre un templo pagano anterior.

Estas dos ciudades no sólo manifiestan su encanto en su interior. También merecen ser visitados sus alrededores, donde, muy próxima a Baeza se encuentra la Hacienda de la Laguna siendo uno de los humedales más importantes de Jaén. Compuesto por eneas, álamos blancos, carrizos y fresnos alberga aves como patos cuchara, porrones o calamones.

Otros pueblos cercanos a estas dos ciudades estratégicas y lindando sus límites con otras comarcas son Torreperogil, Sabiote, Villacarrillo, Rus o Canena también conocidos como 'ubedeños' que muestran todo su encanto andaluz.

Y es que a 45 km. de Úbeda se encuentra el Parque Natural Sierra Mágina, montañas que se ven desde ambas ciudades y donde predomina el aceite, un bien muy preciado, al estar la comarca de La Loma, la mayor productora con un 15% de toda la producción aceitera mundial.

]]>
Thu, 24 Dec 2009 10:57:00 +0100
<![CDATA[Las faldas de Sierra Nevada, La Alpujarra]]>http://mujer.hispavista.com/viajes/23097/las-faldas-de-sierra-nevada-la-alpujarra/

Los pueblos blancos andaluces resaltan en esta zona donde la historia y sus típicas casas han llegado hasta nuestros días.

Y es que Sierra Nevada abre el camino a los pueblos de La Alpujarra, montañas con gran turismo tanto en verano como en invierno por esquiadores, montañeros y turistas que cuenta con el pico más alto de la península, el Mulhacen con 3.482 m.

Sierra Nevada pasa entre las provincias de Granada y Almería por más de 60 municipios. Y es que en las faldas de este Parque Natural se encuentra La Alpujarra, región histórica andaluza que cuenta con unos municipios de singular belleza.

Situado en la Alpujarra Alta, se encuentra el Barranco de Poqueira que cuenta con tres típicos pueblos: Pampaneira, Bubión y Capileira, elevándose desde el barranco hasta la montaña. La artesanía de estos pueblos es singular y por sus callejuelas, típicas alcarreñas, se respira la tranquilidad del monte y el ruido de los arroyos. Pampeira con su multitud de fuentes y manantiales y Capileira, en lo más alto del barranco y entre los árboles tienen un gran valor paisajístico. De hecho, es en Capileira donde comienza la pista que llega hasta el Veleta, donde en verano se puede llegar hasta Sierra Nevada.

También en la Alpujarra Alta, se destaca el pueblo blanco de Trevélez. A una altura de 1.476 m. y con desniveles en sus calles de hasta 200 metros por el pueblo pasa el río Chico y el río El Grande. Trevélez son grandes conocidos sus jamones, premiados en 1.862 por Isabel II teniendo fama hasta en la actualidad. Desde distintos miradores se puede ver la imagen de este pueblo situado en plena montaña. De

Lanjarón, conocido por sus aguas, se encuentra en la Alpujarra Alta. Ciudad balneario que aparece en las faldas de Sierra Nevada. Sus aguas minero-medicinales tienen un gran atractivo turístico.

El denominado Balcón de la Alpujarra, cuenta con míticos pueblos blancos como Cañar, Soportújar y Carataunas los cuales descienden hasta el valle desde las laderas de la montaña.

En la Alpujarra Baja nos encontramos pueblos como Orgiva con característicos barrios antiguos que conversan el estilo morisco. El Castillo-palacio de los Condes de Vástago tiene gran interés por su situación y las impresionantes vistas.

La comarca de la Contraviesa está situada en la Alpujarra Baja, está en el valle. Cádiar y Ugijar muestran el valle donde se entremezcla el olor a vino y mar, pasando por lugares inolvidables. Una zona con gran valor cultural y paisajístico donde la montaña y el valle absorbe todos estos pueblos blancos.

]]>
Thu, 17 Dec 2009 16:14:00 +0100
<![CDATA[Formigal: nieve para todos los gustos]]>http://mujer.hispavista.com/viajes/23090/formigal-nieve-para-todos-los-gustos/

Con 137 km. para esquiar en más de 100 pistas a lo largo de cuatro valles, se encuentra la estación de Formigal. Es uno de los destinos favoritos para los esquiadores y amantes de los deportes de invierno españoles donde se disfrutan de todo tipo de actividades en esta época del año.

Con la llegada de las nieves, la estación de esquí se abarrota durante el invierno para descender por sus laderas, con un desnivel de 740 metros. Pistas para todos los niveles con 23 remontes que puede llevar hasta 34.054 personas/hora.

Cuenta la leyenda, en la montaña de Formigal había formigas blancas, hormigas en aragonés, que protegían a la diosa Culibillas. Balaitús acabó con muchas de ellas y de ahí apareció la nieve en Formigal.

Y es que en Formigal no falta de nada para los esquiadores y amantes de la montaña por este paraje que en invierno luce su capa blanca y la más pura verde en verano. Situado a 98 km. de Huesca, en el Valle de Tena, para muchos es la zona más bella del Pirineo aragonés.

La arquitectura típica pirenaica consta con una pizarra oscura y entremezcla la piedra. Son muchos los pueblecitos en cuesta con grandes bosques a su alrededor que dejan respirar a los visitantes el aire puro de su entorno.

El plato típico de esta zona es el cordero y su receta más emblemática el chilindrón. Los embutidos de esta zona aragonesa como los quesos hay que sin duda probarlos para saber de lo que se habla.

Jaca, es un pueblo básico en el valle de Aragón por su belleza y situación. Sus antiguas callejuelas y monumentos pintorescos ocupan gran parte del pueblo. La Catedral de San Pedro o su Ciudadela no pasan desapercibidas en este pueblo situado en el valle. Una ciudad con mucha historia que también tiene el Monasterio de las Benedictinas, la Torre del Reloj y un Ayuntamiento, entre otros, muy bonitos y bien conservados.

A1 km de la frontera con Francia y a 27 km. de Jaca está Candanchú, con una de las estaciones de esquí más pioneras en nuestro país. Ésta no se caracteriza por ser una de las más modernas ni extensas de España. La ventaja que tiene frente a otras estaciones de esquí es que está situada en una zona resguardada del viento, cuyas condiciones hacen ser espléndidas todo el año. Las vistas desde Candanchú son impresionantes nieva entre unas 100 y 120 veces al año.

Canfranc es otro pueblo fronterizo en mitad del valle profundo. Sus habitantes, desde siempre, se han dedicado al comercio así como la acogida de viajeros por estas tierras. Y es que por este pueblecito pasa el Camino de Santiago aragonés. Canfrac sufrió graves incendios pero pese a ello todavía conserva parte de su patrimonio monumental. Los restos del castillo medieval, la fachada de la torre… Son algunos de los encantos de este pueblo situado en un valle digno de ver.

El Valle del Tena y el conjunto artístico tanto monumental como paisajístico de este lugar tiene gran atractivo tanto el verano como en invierno. En invierno visitado por los aficionados y expertos de deportes de nieve disfrutan cada año por esta zona. En verano, por su naturaleza los excursionistas pasean y realizan rutas de montaña y senderismo de todo tipo para observar estos singulares valles aragoneses.

]]>
Thu, 10 Dec 2009 15:56:00 +0100
<![CDATA[Las Cuevas de Valporquero y el Río Torio]]>http://mujer.hispavista.com/viajes/23085/las-cuevas-de-valporquero-y-el-rio-torio/

A 47 km/h de León, el Torio atraviesa distintos pueblos que mencionan su nombre. Por este río se llega a las Hoces de Vegacervera con su impactante desfiladero. Un bello paisaje donde el Torio pliega sus formas y la carretera le entrecruza gracias a diversos puentes, algunos de origen romano.

Es rigurosa la parada para observar desde uno de sus puentes el Torio marcado por su estrechez y la profundidad de sus aguas. Las Hoces de Vegacervera confrontan el espíritu de esta zona leonesa. En el Torio se respira tranquilidad y armonía donde el su cauce es lo único que se escucha. Todo el valle alto del río Torio y gracias a la erosión fluvial da lugar a altas gargantas que se elevan entorno al río. Y predominan los hayedos hasta las Cuevas del Valporquero.

Pasando el pueblo de Valporquero, a una altura de 1.309 m. de altura, se encuentra este monumento natural. En el corazón de la montaña leonesa aparece la gran entrada a las Cueva de Valporquero. En el mismo parking de la Cueva, se encuentra un área recreativa totalmente equipada donde se puede esperar a que comience la visita. Ésta, tiene un recorrido visitable de aproximadamente 1 km. y se tarda en verse entre hora y medida y dos horas. A lo largo de la visita la Cueva ofrece todo su esplendor que ha perdurado más de un millón de años.

Siete son las salas visitables de la Cueva de Valporquero (Pequeñas Maravillas, Gran Rotonda, Hadas, Cementerio Estalactítico, Gran Vía, Columna Solitaria y Maravillas) a las cuales se acceden mostrando las estalactitas, estalagmitas, coladas y columnas diferentes en su interior. La gran longitud de la cueva y sus dimensiones impresiona mucho más al visitante. Por su interior, atraviesa el río con 3.150 m. accesible para los espeleólogos y expertos.

La temperatura habitual en la Cueva es de 7º C en cualquier época del año con una humedad del 99%. Ésta se abrió al público en 1966 y desde entonces no ha parado su actividad.

En entorno de la Cueva de Valporquero y del río Torio son dignos de recorrerse con tranquilidad. Valles verdes, asombrosos desfiladeros atraviesan a lo largo del río. Pequeños pueblos emblemáticos de piedra gris y teja roja, las antiguas iglesias son sólo una pequeña muestra de este entorno de la Cordillera Cantábrica que merece la pena conocer.

]]>
Thu, 03 Dec 2009 15:10:00 +0100
<![CDATA[Manzanares El Real y La Pedriza. Todo un encanto.]]>http://mujer.hispavista.com/viajes/23079/manzanares-el-real-y-la-pedriza-todo-un-encanto/

Manzanares El Real es la cuna de la Comunidad de Madrid, situado dentro del Parque Natural de Nuestra Señora de la Pedriza. Es un pueblo con aire medieval y con el Castillo mejor conservado de toda la Comunidad de Madrid.

Su nombre, lo puso Alfonso X El Sabio quien tomó la localidad como uno de sus sueños. A raíz de este pueblo fundó El Real de Manzanares, uniendo algunos municipios.

En Manzanares el Real se aprecian las calles estrechas con ambiente típico medieval. Su castillo es el mejor conservador de la Comunidad de Madrid y se observa desde las proximidades al pueblo. Éste cuenta con un camino que lo bordea y es visitable. Su interior, ambientado en la época medieval, cuenta con armaduras, escudos… Y muestra las distintas habitaciones del Marqués. Incluso, a lo largo de la visita hay representaciones teatrales con figurantes que recrean a músicos y juglares medievales.

Este palacio-fortaleza de Los Mendoza cuenta con un patio porticado, de un sótano y seis plantas. La galería gótica de su primera planta es considerada como una de las más bellas de España.

Desde sus torreones se tienen unas vistas extraordinarias del Embalse de Santillana, la Sierra de Guadarrama y el Parque Natural de Nuestra Señora de la Pedriza, paraje donde está situado Manzanares el Real.

La Pedriza es uno de los primeros parques que se consideraron Patrimonio Natural debido a su gran belleza y es el espacio protegido más grande de la Comunidad de Madrid, con 3.200 hectáreas. Se trata de un sistema escasamente modificado de gran interés turístico. Su acceso en coche es limitado y, si está el cupo máximo de visitantes, habrá que esperar hasta que baje algún vehículo de su interior.

A los pies de La Pedriza se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de la Peña Sacra, del siglo XVI, situada en la piedra de la que toma el nombre de Peña Sacra.

Son muchos los montañeros y escaladores que acuden por las rutas de La Pedriza. Los senderos se entremezclan con el paisaje llegando hasta las cimas más altas como el Yelmo, visible decenas de kilómetros antes o, Cabeza de Hierro, el pico más alto con 2.383 m. de altura.

Y es que este paraje ya gustó a los prehistóricos. En la Pedriza se han encontrado hallazgos arqueológicos, entre ellos, pinturas rupestres. Se descubrieron de forma casual, en 1987, y datan de la Edad de Bronce. Estas pinturas muestran unas figuras antropomorfas realizadas con pigmento ocre rojizo parduzco y que están comprendidas entre 1400 y 1200 a.C.

No deja de sorprender Manzanares el Real y sus alrededores donde cada día son más los que, para darse un respiro de la gran ciudad, viajan y toman aire fresco respetando la naturaleza.

]]>
Thu, 26 Nov 2009 16:16:00 +0100
<![CDATA[Las Hoces del Duratón y la Ermita de San Frutos]]>http://mujer.hispavista.com/viajes/23072/las-hoces-del-duraton-y-la-ermita-de-san-frutos/

Una gran reserva de buitres leonados se resguarda en este Parque Natural situado entre Sepúlveda y Burgomillodo. No falta el atractivo en este paraje protegido que en su recorrido pueden entremezclarse las rutas en coche, a pie y en barca.

Desde el mismo pueblo de Sepúlveda se encuentra el mirador de la Iglesia de la Virgen de la Peña que muestra los surcos del Duratón en la roca. En este mismo mirador, descendiendo unas escaleras se puede llegar a la Cueva de la Virgen de la Peña, de poca profundidad, que se encuentra en la roca.

Muy próximo a Sepúlveda está indicado un descenso hacia el río Duratón. En esta zona, donde se puede dejar el coche, se inician dos rutas de senderismo que recorren el río y tienen un gran valor paisajístico. La 'Senda de los Dos Ríos' es un recorrido circular que muestra el cañón del Duratón. El segundo trayecto, la 'Senda del puente de Talcano al puente de Villaseca', ofrece las orillas del río. Para hacer este recorrido, entre el 1 de enero y el 31 de julio, se necesita un permiso especial debido a que es la época en que anidan los buitres leonados.

Desde Sepúlveda a Villaseca se pasa por un puente de donde una carretera sin asfaltar baja hasta el río. Esta zona, que tiene un merendero y un chiringuito, por un sendero en la orilla del río se accede a las 'Cuevas de los Siete Altares', cueva natural que tiene en su interior un monumento religioso del s.VII.

No hay que olvidar el mirador más emblemático desde el que se ven las Hoces del Duratón, el balcón de la Ermita de San Frutos. Es en Villaseca donde aparece una carretera sin asfaltar que, después de unos kilómetros, habrá que dejar el vehículo en una explanada para bajar a pie. Esta ermita se encuentra al borde de la hoz del río y cuenta con un mirador que ofrece unas vistas singulares. Desde ahí, a pocos metros de altura pasan los buitres leonados donde se puede apreciar, incluso, el sonido de sus alas cortando el viento.

Otro lugar emblemático de esta zona son las ruinas del Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz. Para los amantes de la naturaleza, hay que decir que a este monasterio abandonado sólo se puede acceder a través de una embarcación porque los accesos por tierra se han inundado por las aguas del pantano de Burgomillodo. Su enclave hace aún mayor su interés turístico y belleza.

Actualmente el Parque Natural del Río Duratón hay unas 250 parejas de buitres leonados y, gracias a las medidas de protección, aumentan cada año. Este paraje natural cuenta con la mayor reserva de buitres leonados de toda Europa.

]]>
Thu, 19 Nov 2009 14:43:00 +0100
<![CDATA[Sierra de Tramontana, algo distinto para una isla]]>http://mujer.hispavista.com/viajes/23065/sierra-de-tramontana-algo-distinto-para-una-isla/

Mallorca no sólo sorprende por sus calas, también por su montaña. Tramontana es la zona más abrupta con pocas calas y numerosos acantilados. Esta sierra cuenta con unas vistas impactantes a lo largo de la zona noroeste de la isla.

En la ruta impresionan sus acantilados y vistas al Mediterráneo. La Sierra de Tramontana se recorre a través de una pequeña carretera desde Andratx hasta Pollença. Aparecen a lo largo de esta zona altos desfiladeros, miradores y atalayas que no se pueden dejar de lado.

Pasado Andratx se aprecia ya la formación de la cordillera. Por una pequeña carretera comienzan los miradores pasando por Estellens y Bañalbufar. Siguiendo el camino se llega a Deiá, pueblo típico mallorquín con una ermita en su cima a unos 200 metros del mar.

Soller es uno de los pueblos situado en el valle de Tramontana. Su puerto está a 3 km, Port d`Soller que tiene playa. Lo más singular de ambos pueblos es el tranvía de época que les comunica, desde 1913, en un trayecto de 4,9 km.

En mitad de la Sierra de Tramontana se encuentra ubicado el Monasterio de Lluc, corazón espiritual de la isla. Este santuario está dedicado a la Virgen de Lluc, patrona de la isla, y son muchas las peregrinaciones al mismo.

El pueblo más al noroeste de la isla es Pollença y su puerto, Port Pollença. En sus proximidades, la cala de San Vicente es la zonas más llamativa. Desde el mismo pueblo, sale una carretera que llega a la Playa de Formentor, una de las más bonitas de Mallorca, donde a pocos metros de la fina arena se puede disfrutar de la sombra de los árboles del Parque Natural. En dirección al Faro de Fomentorestá el mirador Des Colomer, uno de los favoritos de los turistas de la zona, con grandes magnitudes. A pocos metros se encuentra una atalaya donde se aprecia mucho mejor los acantilados y las vistas al mar de unos 200 metros de altura.

La Sierra de Tramontana constituye el modelado cárstico más relevante de las islas Baleares. Su nombre, viene del viento que llega en esta dirección, la tramontana. Este espacio natural tiene unos 90 km de longitud y cuenta con el pico más alto de la isla, el Puig Major, con 1.447 m.

Entre las especies que viven en la zona destacan las cabras, las ovejas y, de menor tamaño, la marta, la jineta y la comadreja.

]]>
Thu, 12 Nov 2009 15:38:00 +0100
<![CDATA[Paseo fluvial por los Arribes del Duero]]>http://mujer.hispavista.com/viajes/23058/paseo-fluvial-por-los-arribes-del-duero/

Si te gusta disfrutar del campo nada mejor que acercarse a los Arribes del Duero en la frontera con Portugal, lindando con Zamora y Salamanca. Este parque natural está ubicado en la zona del Río Duero y sorprende su vegetación y fauna.

En la frontera entre España y Portugal, a las puertas de Miranda do Douro, se puede hacer un crucero fluvial por el Duero. Este paseo es un recorrido de una hora en el que se observan las formaciones que deja el río por sus dos vertientes. La zona española es más abrupta mientras que la lusa tiene más vegetación. Gracias a la tranquilidad del barco se pueden ver, en algunas ocasiones, rapaces o, si se tiene suerte, la entrañable cigüeña negra. Se sabe que en esta zona del Parque Natural hay nutrias pero son pocos quienes las han llegado a ver por el río.



El recorrido para ver los Arribes continúa por pueblos tranquilos como Arbañún, Fariza y Gamones. La ermita Virgen del Castillo se accede por una carretera sin asfaltar en las proximidades de Fariza. En ésta hay un mirador que desvela el paisaje pintoresco y las hoces por las que fluye el Duero.

Pinilla de Fermoselle, pueblo con gente muy hogareña, posee un impresionante mirador para ver este parque natural. Siguiendo la ruta, se llega hasta Fermoselle, pueblo pintoresco de estrechas callejuelas. Cuenta con un castillo, una bonita Plaza Mayor y un centro de interpretación que fascina a todos los amantes de la naturaleza. En sus afueras, Fermoselle, tiene una serie de miradores para apreciar el río. Por una carretera que bordea el pueblo se puede disfrutar de este paraje natural con unos atardeceres únicos.

Se recomienda bajar hacia la frontera lusa para ver el río mucho más de cerca. Aquí, también nos encontramos un crucero fluvial que atraviesa otro tramo de Los Arribes. Flora y fauna se respira a lo largo de todo este parque natural.

]]>
Thu, 05 Nov 2009 14:47:00 +0100
<![CDATA[Paseo fluvial por los Arribes del Duero]]>http://mujer.hispavista.com/viajes/23045/paseo-fluvial-por-los-arribes-del-duero/

Si te gusta disfrutar del campo nada mejor que acercarse a los Arribes del Duero en la frontera con Portugal, lindando con Zamora y Salamanca. Este parque natural está ubicado en la zona del Río Duero y sorprende su vegetación y fauna.

En la frontera entre España y Portugal, a las puertas de Miranda do Douro, se puede hacer un crucero fluvial por el Duero. Este paseo es un recorrido de una hora en el que se observan las formaciones que deja el río por sus dos vertientes. La zona española es más abrupta mientras que la lusa tiene más vegetación. Gracias a la tranquilidad del barco se pueden ver, en algunas ocasiones, rapaces o, si se tiene suerte, la entrañable cigüeña negra. Se sabe que en esta zona del Parque Natural hay nutrias pero son pocos quienes las han llegado a ver por el río.



El recorrido para ver los Arribes continúa por pueblos tranquilos como Arbañún, Fariza y Gamones. La ermita Virgen del Castillo se accede por una carretera sin asfaltar en las proximidades de Fariza. En ésta hay un mirador que desvela el paisaje pintoresco y las hoces por las que fluye el Duero.

Pinilla de Fermoselle, pueblo con gente muy hogareña, posee un impresionante mirador para ver este parque natural. Siguiendo la ruta, se llega hasta Fermoselle, pueblo pintoresco de estrechas callejuelas. Cuenta con un castillo, una bonita Plaza Mayor y un centro de interpretación que fascina a todos los amantes de la naturaleza. En sus afueras, Fermoselle, tiene una serie de miradores para apreciar el río. Por una carretera que bordea el pueblo se puede disfrutar de este paraje natural con unos atardeceres únicos.

Se recomienda bajar hacia la frontera lusa para ver el río mucho más de cerca. Aquí, también nos encontramos un crucero fluvial que atraviesa otro tramo de Los Arribes. Flora y fauna se respira a lo largo de todo este parque natural.

]]>
Thu, 05 Nov 2009 13:20:00 +0100