+

BEBéS Y HOGAR

HV_ALT

Sobre el aborto

Por Ileana Medina Hdez Fotografía de Laurent Ladever El aborto es uno de esos temas peliagudos que nunca sabemos por dónde cogerlo. Está de nuevo de actualidad, dado que el PP pretende anular la ley del aborto que aprobó el gobierno anterior. Es necesario hablar de ello, aún a riesgo de equivocarnos o de no tener claras todas las ideas, porque creo que el debate público sigue estando lejos del meollo del asunto.Hagamos un diálogo imaginario (y por favor, si puedes, lee hasta el final): ¿Debe ser legal el aborto? Parto diciendo que estoy a favor de la legalidad del aborto. La ilegalización del aborto sólo trae como consecuencia insalubridad, violencia, mafias y aumento de la mortalidad de las mujeres. En los países donde el aborto es ilegal, las mujeres ricas pagan por abortar en otros países o clandestinamente en clínicas privadas, y las mujeres pobres caen en manos de personas sin escrúpulos o se violentan ellas mismas, con grave peligro para su salud y para sus vidas. La ilegalidad del aborto (como por otra parte, la de la prostitución o las drogas) es hipócrita, no impide la práctica del mismo, y sí produce marginalidad, insalubridad, delincuencia. ¿Y el derecho a la vida? ¿Hay vida en un embrión recién concebido? Desde mi punto de vista, sí. Claro que hay vida. Pero las mujeres somos las guardianas y las tejedoras de la vida. Somos las mujeres las que tenemos soberanía sobre nuestros cuerpos, y somos las mujeres las que tenemos el poder sobre la vida que engendramos, gestamos y traemos al mundo. En un mundo donde mujeres conscientes retomarámos el control sobre la vida (¿nuestras vidas?) el aborto sería mínimo. Ninguna mujer sana física y emocionalmente, madura y sostenida por una sociedad igualmente sana, desearía pasar por la auto-agresión que es al fin y al cabo un aborto. ¿Por qué decide una mujer entonces abortar? Hay dos factores milenarios que nos llevan a la desagradable situación de un embarazo no deseado: la falta de información, y la falta de autoestima que padecemos las mujeres. Ambas son consecuencia del patriarcado, y no se curan con más patriarcado (más control) sino con más conciencia y más empoderamiento de las mujeres. La incultura, el desconocimiento sobre nuestros ciclos, el escaso control y conocimiento sobre nuestro cuerpo, las leyendas urbanas, los tabúes sobre el sexo, la nula educación sexual y emocional, las prohibiciones milenarias de la Iglesia... lleva a que muchas mujeres, sobre todo adolescentes y jóvenes, tengamos prácticas sexuales de riesgo que aumentan tanto los embarazos no deseados como las enfermedades de transmisión sexual. Algunos médicos y mujeres conectadas con su femineidad, afirman, por ejemplo, que si las mujeres tuviéramos mayor conciencia de nuestro cuerpo, seríamos capaces de saber siempre en qué momento estamos ovulando. Ni siquiera harían falta píldoras anticonceptivas, que tienen tantos efectos secundarios y que silencian los signos de nuestro cuerpo. Las prácticas represivas (invisibles de tan "normales") de las sociedades patriarcales nos separan del cuerpo (y de las emociones que es lo mismo, del sentir ) desde que nacemos, y esto es especialmente perjudicial en las mujeres.Hemos perdido todos los ritos y prácticas que nos conectaban con nuestros úteros, con nuestra vida cíclica, nuestras fases menstruales.

Más sobre Sobre el aborto

Bebés y decoración de hogar

Me encanta la conciliación

Me encanta la conciliación

Viñeta sacada del blog Miki y Duarte (humor gráfico de actualidad) Mi marido trabaja en una empresa que ha sido comprado por otra. Hasta ese momento entraba a las nueve y salía a las siete de la tarde con dos horas libres al mediodía, así que lo que se dice conciliar con la vida familiar poco. Pero

Leonora

Leonora

Fragmento de la novela Leonora, biografía novelada de la pintora Leonora Carrington, escrita por Elena Poniatowska. Premio Biblioteca Breve 2011. Editorial Seix Barral, 2012, págs. 11-12. «Sus hijos tienen miedo de Harold Carrington. Viven aparte, su reino es la nursery, y saludan a sus padres una

Malditos bastardos (por Arantxa)

Malditos bastardos (por Arantxa)

Mi hija pequeña acaba de cumplir tres años y lo ha hecho en compañía de unos incómodos visitantes... los indeseables piojos. Para mi ha supuesto una conmoción que mi niña se haya contagiado en el colegio. Hasta he sufrido pesadillas en las que su cabeza aparecía literalmente invadida por este asqueroso

Suscríbete gratis al boletín de mujer:

Buscar pareja
¡Buscar ya!

Compras

Hispavista mujer es el mejor lugar para buscar y encontrar toda la información sobre:

Viajes, horóscopo 2011, regalos , bebés y hogar, noticias del corazón, glamour, eventos

Política de cookies |