+

VERHOGAR

HV_ALT

Como colocar tus cuadros

Busca lugares amplios e iluminados que permitan su máxima contemplación.

Actualmente se utilizan bastante unas pequeñas luces halógenas para iluminar con la intensidad que desees el cuadro.

Para dar uniformidad a un grupo de cuadros de diferentes tamaños, marcos y temáticas, lo ideal es que lo pongas en marcos de igual color y los agrupes con armonía. Esto impide que distorsionen el ambiente.

Debes tomar en cuenta el motivo del cuadro , que debe entonar con el espacio donde se colocará.

Es importante observar la arquitectura del espacio: paredes, ventanas, puertas, altura del techo, luz, etc.

Las tendencias actuales imponen la agrupación de cuadros, formando figuras geométricas. Puedes crear composiciones de acuerdo al tamaño de las paredes.

Lo importante es que selecciones lo que te gusta y lo que le dé un toque personal a la casa donde los colocarás.

En los ambientes reducidos y angostos, conviene colocar los cuadros verticalmente. De esta manera creas la ilusión óptica de un techo más alto y, por lo tanto, del espacio en su totalidad.

En espacios grandes y bien iluminados, puedes colocarlos horizontalmente.

En pasillos largos y estrechos, coloca cuadros en una hilera , que su proporción sea más alta que ancha, y lograrás acortarlo visualmente.

En las habitaciones amplias, puedes colgar un cuadro bien grande, especialmente si la decoración es clásica.

Colócalos a la altura del observador.

Trata que el cuadro no sea más ancho que el mueble pegado a esa pared.

Cuando un cuadro es alto y angosto debe ser, por lo menos, del ancho de la mitad del mueble.

En lo relacionado a los marcos, color y motivos de la pintura, deben guardar estrecha relación con la decoración de la habitación.

El cuadro debe ser colocado entre 15 - 25 cm. sobre el mueble.

Colocas los cuadros pequeños en pares o grupos.

Busca un arreglo simétrico, si quieres crear un ambiente clásico. También, si tienes cuadros similares en tamaño.

Quieres algo diferente, colócalos asimétricamente y le darás dinamismo.

La mejor manera de colocar cuadros es agrupándolos en línea recta la pared, siguiendo los marcos en vertical u horizontal. Trata de formar un rectángulo virtual y juega acomodando los cuadros vertical y horizontalmente. Lograrás que se perciban con unidad y orden.

Antes de colgarlos mide el espacio de la pared y haz un cuadrado con cinta pegante en el suelo. Ensaya la colocación de los cuadros en diferentes maneras en ese espacio. Recuerda medir y colocar bien los clavos con los que colgarás los cuadros.

Pon los cuadros que luzcan más pesados en los espacios inferiores de la pared.

Deja un espacio entre los marcos de los cuadros para que los cuadros respiren.

Trata de no colocar los cuadros en línea horizontal, tu casa no es una galería de arte.

No despliegues las piezas por toda la pared y sin orden.

No pegues los bordes de los cuadros a los muebles, ni al techo.

Evita arreglos diagonales, como en las escaleras, da la impresión de desorden.

Evita colocar varios tipos de monturas diferentes, por ejemplo, marcos de madera, lisos, dorados ornamentados con marcos de aluminio. Intenta mantener un estilo similar.

• Para facilitarte la colocación, evita números impares de cuadros

Vídeos destacados

Suscríbete gratis al boletín de mujer:

Buscar pareja
¡Buscar ya!

Compras

Hispavista mujer es el mejor lugar para buscar y encontrar toda la información sobre:

Viajes, horóscopo 2011, regalos , bebés y hogar, noticias del corazón, glamour, eventos

Política de cookies |